This should redirect to the frontend url, but the redirection has been paused for now. Tratamiento de los datos personales

La asociación Pink Lady® Europe ha creado esta página para informar acerca de:

¿Quiénes somos?

El responsable del tratamiento es la asociación Pink Lady® Europe, representada por su director general, Thierry Mellenotte.

¿Tiene dudas sobre el tratamiento de sus datos personales? ¿Le gustaría ejercer sus derechos? Puede ponerse en contacto con nosotros a través de las siguientes vías:

Si necesita ayuda o tiene alguna consulta que hacernos, no dude en enviarnos un correo electrónico a contact@pinkladyeurope.com.

Tratamiento de los datos personales

El tratamiento de los datos personales que se ejecuta en el marco de uso del club se establece de conformidad con las disposiciones del reglamento general de protección de datos personales (RGPD) n.° 2016/679 del Parlamento europeo y del Consejo del 27 de abril de 2016 y de la Ley n.° 78-17 del 6 de enero de 1978 llamada «Informática y libertades» en su versión modificada.

El tratamiento de los datos se basa en el consentimiento.

La finalidad de este tratamiento es:

Sus datos:

Sus datos no:

Derechos de las personas interesadas por el tratamiento

En el marco del tratamiento de sus datos personales, le asisten determinados derechos contemplados en el RGPD que puede ejercer tras acreditar tu identidad en la dirección contact@pinkladyeurope.com:

Protección de los datos personales

La asociación Pink Lady® Europe aplica medidas de seguridad técnicas y organizativas para garantizar la disponibilidad, integridad y confidencialidad de los datos personales e impedir que estos sean distorsionados, dañados o que terceras partes no autorizadas accedan a ellos. La asociación garantiza un nivel de seguridad adaptado a los riesgos relacionados con el tratamiento y con la naturaleza de los datos a proteger.

La garantía de confidencialidad de la contraseña para acceder a la cuenta es responsabilidad del usuario. El usuario no debe compartir su contraseña con terceras personas. Si se trata de un ordenador compartido, el usuario debe cerrar sesión antes del siguiente uso.